Últimas entradas
  • Último libro publicado

    Hermandad_permanente_tapa
  • Próximo libro

    Un_ultimo_conflicto_tapa

Novelas

  • El despertar de las gárgolas

    Despertar_gargolas_tapa




    Algunas cosas es mejor dejarlas dormir.

    Acompaña a Tura en su búsqueda de poder y descubre si puede controlar a las gárgolas.
  • Dejemos la historia clara

    Historia_clara_tapa




    No creas todo lo que leas en un libro.

    Acompaña a Clara en la búsqueda de la heredera y descubre la verdadera historia.
  • Antifaces


    Antifaces_tapa




    No te guíes por las apariencias. Todos usamos máscaras.

    Averigua junto a Norah lo que le ocultaron sus tíos y elije de qué lado estás.



  • La torre hundida

    Torre_tapa




    Un pasado incierto; una familia perdida.

    Desentierra el pasado junto a Lahja y enfréntate a las consecuencias.
  • La otra profecía

    Profecía_tapa




    El momento anunciado por la profecía se acerca.

    Huye junto a Kamilla pero, ¿podrás alejarte lo suficiente?
  • La elección de Kendria

    Kendria_tapa



    En un mundo regido por la magia, el equilibrio lo es todo.

    Intenta mantener el equilibrio mágico, ¿elegirías lo mismo que Kendria?

Cuentos

  • Fantasmas


    Fantasmas_tapa




    Los fantasmas que se llevan consigo, los que se encuentran y los que se crean.

    Ellos querían una nueva vida, pero los fantasmas están siempre ahí.
  • Cuentos del Castillo

    Castillo_tapa




    Un ambiente lúgubre, un lugar desaparecido, una leyenda perdida.

    La historia es cíclica y atemporal, nadie sale del Castillo.
  • Hojas de cuentos

    Hojas_tapa




    Ella contaba con los dedos de los pies.

    En los cuentos está la variedad, elije el tuyo.

No ficción

La roca que reluce - (Precuela Torre hundida)


Torre_tapa
ISBN 978-84-941917-8-7
Editorial Amarante

La torre hundida es una novela fantástica destinada al público juvenil.

   Esta es la historia de una joven en la búsqueda de su familia perdida. La protagonista deberá enfrentarse a las mentiras que cubren su pasado y su verdadero origen.
   Criada en un pueblo tranquilo, Lahja no puede ignorar la necesidad de conocer sus orígenes. En contra de los deseos del hombre que llama abuelo y acompañada de su único amigo, se lanza a una búsqueda donde no solo conocerá su historia, sino que aprenderá sobre sí misma. Incluso sobre aquella parte de ella que trata de mantener oculta.
   A medida que descubre su pasado, Lahja desvelará la caída de un reino que ha sido tabú desde que ella naciera.

 
La torre hundida

Precuela de Torre hundida

  
   ¿Quieren saber algo más de novela La torre hundida sin leerla? Pues pueden ver aquí un extracto y hoy les dejo otra opción.
   Con ustedes: la (muy pequeña) precuela. Se trata de un breve cuento ambientado en el mundo de la novela. ¡A leer! (Estoy bastante segura de que no hay spoilers.)

La roca que reluce

 
   ―¡No, no la toques! ―gritó la joven.
   El muchacho apretó los dientes mientras trataba de mantener el equilibrio.
   ―Casi me caigo con tu alarido ―suspiró y bajó el brazo que tenía extendido.
   ―No fue un alarido ―frunció el ceño ella―, te estaba previniendo.
   ―Pues trata de no dejarme sordo mientras lo haces.
   Ella puso los brazos en jarra y se le quedó mirando, pero él no le prestaba atención, seguía fascinado por la pared de piedra que tenía enfrente. Estiró el brazo otra vez.
   ―¡No! ―se exasperó ella―. ¿Es que no conoces las historias? Ni siquiera deberíamos estar aquí.
   ―Son solo unas ruinas ―se encogió de hombros―, un lugar abandonado.
   ―¿Y por qué será eso? ―la joven bajó la voz―. Se dice que esas piedras resplandecen por las noches.
   El muchacho rio con ganas.
   ―Tantas habladurías por el reflejo de la luna. No pasa nada, mira ―dijo y apoyó la mano en la roca.
   Ella sofocó un grito, y se calmó cuando vio que no había ocurrido ninguna catástrofe. Se acercó un paso.
   ―¿Ves? ―la sonrisa de él se ensanchó―. Son solo cuentos, historias para contar de noche y asustar a los tontos.
   Ella se acercó otro paso y extendió tímidamente su brazo. La torre tembló y se oyó el ruido de pasos en su interior. Ambos jóvenes se quedaron quietos, conteniendo la respiración. La piedra resplandeció.
   ―Vamos ―susurró ella.
   Él no se movió.
   ―Vamos, vamos ―lo urgió ella.
   El muchacho hizo una mueca y negó con la cabeza. Ella tiró del brazo del joven, pero la mano no se despegaba de la piedra. Él cayó de rodillas, a la vez que contenía un grito.
   ―¿Qué sucede? ―lo miró ella, los ojos enormes.
   El muchacho levantó el rostro, las lágrimas resbalaban por su barbilla. Ella se arrodilló a su lado. Se quedaron mirándose.
   La piedra se apagó poco después. Ella tomó la mano quemada entre sus dedos suaves.
   ―Vamos ―susurró otra vez.
  Él se levantó con su ayuda, y se apoyó en ella para alejarse de la torre. La muchacha pasó el brazo herido por sobre sus hombros.
   No habían dado más de diez pasos cuando él se tensó y ella sintió el calor que emanaba de la mano quemada, y cómo le abrasaba el hombro. Apretó las mandíbulas e intentó seguir caminando, pero él la empujó y cayó solo al suelo.
   ―Déjame, debes huir.
   ―No, te llevaré de vuelta.
   El muchacho gruñó, a la vez que se hacía un ovillo contra el piso.
   ―No hay nada que hacer, lo siento quemar por dentro.
   La joven se acercó para tocarlo, pero la piel del muchacho hervía. Resplandecía con la misma luminosidad de la roca de aquella torre.
   Ella se quedó hasta que la luz se apagó.
 
¿Están perdidos con los personajes? Aquí un hay listado.

Un pasado incierto; una familia perdida. Twittea

No hay comentarios:

Publicar un comentario